Gramaticidas

¿Conocen las feministas radicales la gramática española? Saben que existen sustantivos genéricos masculinos que engloban los dos géneros, pero también sustantivos genéricos femeninos para ambos? Sin los nombres genéricos el idioma sería un caos.

No se dice una cebra y un cebro. Si estás en el zoo y quieres ir al recinto de las cebras, se entiende que quieres ver el colectivo de esos animales, sin distinción de género. Una vez allí, si quieres ser más preciso, dices sencillamente cómo una cebra hembra está amamantando a su cría. La cebra macho difícilmente podrá hacerlo.

Si los taxistas hacen  huelga, está claro que es un genérico femenino que incluye a hombres y mujeres que tienen esa profesión. Los hombres no se van a enfadar porque no los llames taxistos. En todo caso, si el usuario quiere ser más preciso, dirá que ha sido una taxista o un taxista, no se te ocurrirá decir un taxisto, quien te ha llevado a casa.

Si usted hace un safary en Africa y quiere que el guía le lleve a ver hienas, no le dice que también quiere ver hienos, ¿verdad que no?

Ayer estuve en la playa y no nos pudimos bañar porque había muchas medusas y muchos medusos. Entonces nos fuimos a comer a un restaurate. Unos/unas  pidieron merluza a la plancha y otros/otras pidieron merluzo también a la plancha.

Y para resumir, si usted quiere asistir a una asamblea de periodistas, sabe que habrá hombres y mujeres. No es necesario decir que asistirán periodistas y periodistos.

Querer prescindir de los genéricos nos llevaría a utilizar los plurales y adjetivos que los acompañan en los diferentes casos gramaticales, lo cual haría que las frases fuesen interminables, difíciles de entender y se perdería la concisión: brevedad y economía de medios en el modo de expresar un concepto con exactitud.

Difícil lo tienen los escritores. No nos podrán deleitar más con sus buenas y concisas obras. 

¿Se podrá acotar tanto desmán? Difícil, muy difícil. 

Las feministas radicales con la ayuda de tantos castrati como pululan en todos los medios de comunicación, pervertirán el lenguaje. No es políticamente correcto oponerse, si no quieres verte tachado de cavernícola. ¿Y por qué no de cavernícolo?

Todo se andará. Ya hay legiones de majaderas, majaderos y majaderes  /empeñadas/empeñados y empeñades en ello.

 

Top