Comunismo vs Capitalismo

El comunismo o socialismo real como se denominaba a los países comunistas de Europa oriental, ha gobernado durante decenas de años sin la más mínima oposición. Han mandado sobre cuerpos y almas. Han podido llevar a la práctica todas las teorías de sus grandes embaucadores (1) sin la más mínima oposición. Tanto la mano de obra como los medios de producción los controlaba el Estado. La teoría de Marx de que los obreros fabricaban el producto pero los dueños de los medios de producción se beneficiaban de la plusvalía, se vino abajo; demostró ser una farsa,  al ser el Estado comunista quien controlaba tanto a unos como a los otros.

No se podía fabricar ni una aguja de coser sin que el Estado interviniera ordenando cuantas, donde y como se distribuirían. Al no creer en la libertad individual, en la iniciativa privada, el Estado se convirtió en amo absoluto de todo el tejido productivo. Situación perfecta para haber arrasado con todos los desgraciados y explotadores países capitalistas.

Sólo los ciegos y los Julio Anguita de turno pueden negar el fracaso total del comunismo que se derrumbó como un castillo de naipes cuando cayó el muro de Berlín.

Ni un solo país de la era soviética resistió a la implosión de esa descomunal cloaca.Todos se vinieron abajo, y lo que es más lacerante para toda esa cohorte de seguidores, es que todos esos países han adoptado el odiado sistema liberal o capitalista.

En España se tacha de facha a quien no comulga con las ideas comunistas. Para nuestros comunistas, los socialistas son un poco fachas, los de Ciudadanos, bastante;  y no digamos los del PP.

Verán, el facha, allí donde ha gobernado, también ha suprimido las libertades de la sociedad política. Nada de partidos políticos, nada de elecciones … Pero es lo único que tienen en común con los comunistas. La economía estaba básicamente en manos de la propiedad privada, en manos de la iniciativa personal.

Esto significaba que cada persona elegía dónde vivir, buscar o crearse su propio trabajo en cualquier parte del país, hipotecarse, enriquecerse, crear puestos de trabajo, arruinarse …  movilidad, en suma. Podía viajar por todo el país sin ningún tipo de cortapisas. El Estado no tenía nada que decir.

Eso que parece sencillo era inimaginable en las sociedades comunistas. Nada de partidos políticos, nada de economía de mercado … Miseria y falta de libertades. El trabajador hacía como que trabajaba, y el gobierno hacía como que les pagaba.

Conclusión, el facha es malo, malísimo; pero eficaz en cuanto al desarrollo de la economía. El Comunismo, también es malo, malísimo; pero además tonto, tontísimo. Condena a quienes lo sufren a una vida de mera existencia y además les quita la libertad.

Ultima reflexión. Tras la caída del muro de Berlín, ¿quiénes son los que abandonan sus países buscando mejorar sus vidas en los países capitalistas? ¿Puede alguien que no tenga algunos eslabones de su cadena ideológica averiados, nombrar un sólo país excomunista que no haya elegido la economía de libre mercado?

(1) Embaucar: engañar prevaleciéndose de la inexperiencia y candor del engañado.

 

Top