Julio Anguita

 

“En Cataluña hay presos políticos y en Venezuela son presos comunes”

¿Es Julio Anguita un traidor? ¡Simplemente es un comunista español !

 

¿Se le pasó a Julio Anguita por la cabeza la idea de suicidarse cuando en 1989 cayó el muro de Berlín y ver, para más INRI, cómo todos sus idolatrados países excomunistas adoptaban un régimen de libertades basado en el capitalismo que él tanto odiaba?

¿Cómo pudo superar su estructura mental ver sumirse en las cloacas todo aquello en lo que él tan fanáticamente creía?

Al gurú de los comunistas españoles, lo únicos que quedan en toda Europa, si se le ocurriera ir dar conferencias en los países ex comunistas del este de Europa, lo más probable sería que fuera expulsado inmediatamente, encarcelado por unos días o recluido en un psiquiátrico.

Lo de “suicidarse” no viene a humo de pajas. Hay precedentes.

Hace ya muchos años, el entonces Presidente Carter y su esposa, recibieron en la Casa Blanca al líder de una secta que, con la ciega obediencia de sus adeptos, pretendía establecer un sistema moral contrario al orden existente en religión, propiedad, familia, al buen rollito que ahora tanto se lleva entre lo políticamente correcto. Puro comunismo.

El jefe de la secta seguido por unos 400 iluminados emigraron a Colombia, creyendo encontrar allí un terreno abonado para sus prácticas proselitistas.

Pasaron unos meses y de repente dejaron de acudir los apóstoles de la nueva religión a sus citas con los lugareños.

Intrigados éstos, decidieron ir al campamento para ver qué había ocurrido.

La sorpresa fue mayúscula cuando los encontraron a todos muertos. Habían cometido suicidio colectivo.

Este acontecimiento tuvo gran repercusión mundial y muchas cabezas pensantes trataron de encontrar una justificación a semejante proceder.

Como es de suponer, argumentos los hubo de todo tipo porque cada uno quería arrimar el ascua a su sardina …

Pero parece ser que el motivo de más consistencia era, que aquellos pobres diablos llegaron de repente a la conclusión de haber estado creyendo y propagando un sistema que iba contra natura. No pudieron soportarlo, ya no tenían razón para seguir viviendo y …

La caída del Muro y la deserción de todos los, entonces llamados países del socialismo real, al sistema de economía de libre mercado (capitalismo), tendría que haber supuesto como mínimo un cambio radical entre los comunistas.

El cambio tuvo lugar en toda Europa, menos en España.

Que se sepa no hubo ningún suicidio. Más bien al contrario. El argumento más recurrente de todos esos farsantes, embaucadores de tantas mentes candorosas (algunas no tanto) es que en realidad el comunismo no se ha llevado a cabo tal y como ellos lo conciben.

Se quedan tan panchos. Saben que sus bases en España no les van a fallar

 

Top